Todo por un gasoducto: Un miembro del clan Kennedy revela la verdadera causa de la guerra en Siria.

Robert_Kennedy_Jr._speech_1

Medio de comunicación: RT

Sectores relacionados: Estados Unidos y Medio Oriente.

Click para ver la noticia.

Resumen:

La causa de la guerra Siria no habría comenzado con la lucha contra Bashar al Assad y las protestas civiles de la Primavera Árabe en 2011, sino como consecuencia de un proyecto de oleoducto de Catar.

El abogado Robert Kennedy júnior, sobrino del expresidente de Estados Unidos, John F.Kennedy asegura que la decisión de Estados Unidos de derrocar el presidente actual de Siria, quien gobierna desde el año 2000 se basó en el hecho de que el mandatario Sirio no quiso permitir el paso por su país de un gasoducto que iría desde Catar hasta Europa, el cual sería financiado por Catar y que atravesaría Arabia Saudita, Jordania, Siria y Turquía.

El gasoducto hubiera garantizado una ventaja en los mercados mundiales de gas para los reinos suníes (Arabia Saudí, Catar, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Omán) y sobretodo hubiera fortalecido a Catar que es el aliado más cercano que Estados Unidos posee en la región. Robert indica que para complacer a Rusia, el presidente Sirio opto por otro gasoducto que se hubiera extendido desde Irán a Líbano, lo cual iba en contra de los intereses de los árabes de mayoría sunita ya que irán se convertiría en el mayor proveedores de gas a Europa.

Inmediatamente Bashar rechaza el primer proyecto, las agencias de inteligencia de EE.UU, Catar, Arabia Saudita e Israel comenzaron a financiar a la oposición de Siria para preparar una revuelta con el ánimo de derrocar el régimen del momento, incluso la CIA transfirió 6 millones de dólares a una cadena de televisión británica para elaborar reportajes en favor del derrocamiento del presidente Sirio.

Robert recuerda que la inteligencia Norteamericana ha utilizado siempre a los yihadistas para proteger los intereses relacionados con los hidrocarburos de Estados Unidos. Y no se detiene ahí, la aparición del grupo criminal petrolero “Estado Islámico” es el resultado de una larga historia de intervención de Estados Unidos en la región.

 

Lea también

“los gasoductos y a guerra en el Medio Oriente”

“Expertos: La transformación de gas es la razón verdadera de la guerra en Siria”

 

Anuncios

3 thoughts on “Todo por un gasoducto: Un miembro del clan Kennedy revela la verdadera causa de la guerra en Siria.

  1. Antes que nada es importante resaltar que la noticia proviene de un portal ruso por lo que es evidente que va a hacer lo posible por desprestigiar las acciones norte americanas y los de sus aliados, no obstante, la fuente de la cual proviene dicha información está dada por un miembro de la reconocida familia Kennedy, elevando ampliamente la credibilidad de la misma.

    Para contextualizar más la noticia, es importante tener presente que Europa, dado su falta de recursos energéticos, es fuertemente dependiente del gas enviado desde Rusia y como se ha visto en reiteradas ocasiones, esto ha hecho que los países europeos se vean fuertemente vulnerados en su integridad y débiles en cuanto a las sanciones que otorgan (en este caso para Rusia), ya que deben “hilar blandito” con el país soviético, puesto que este, en cualquier momento les puede “cerrar la llave” dejando al viejo continente, con dificultades que pueden afectar a su economía y sociedad.

    Dicha esta dependencia, Europa ha buscado salidas para esta situación penosa y angustiante, encontrando la mejor solución con la construcción del gasoducto Árabe Qatar-Turquía (aprobado por Estados Unidos) que iría desde los países suníes del golfo pérsico (que vienen siendo en otras cosas sus aliados) hasta Bulgaria. La gran falla de este plan, como se dice en el artículo, fue que el gasoducto tendría que pasar por Siria, pero el proyecto fue negado por Al-Ásad (presidente Chií) donde posteriormente aprobaría en 2011 la construcción de otro gasoducto en alianza con Irán e Irak (países chiítas) dando como resultado que los suníes tuvieran la visión de que el proyecto era netamente chiíta.

    Estados Unidos como gran maestro del engaño, utilizó precisamente el conflicto religioso que esta situación trajo para su propio beneficio sin pensar en el bien común, desato una guerra con la intención de derrocar al presidente Al-Asad “buscando la paz en el país Sirio”, sin embargo su verdadera intención era poner un peón a sus servicios que obedeciera y velara por los intereses Gringo, no Sirios.

    Es indígnate y vergonzoso lo despiadadas e inhumanas que llegan a ser las acciones de los gobernantes norteamericanos simple y llanamente por el dominio de un bien natural. Se entiende que EE.UU. es la potencia mundial y que por obvias razones va a buscar siempre permanecer en esa posición, pero ¿es realmente necesaria tanta aniquilación y perversidad para mantenerla? Me pregunto si las naciones son poco creativas para resolver los problemas que impiden o amenazan su posición jerárquica o es simplemente el deseo de sangre y maldad que vive en los seres humanos lo que lleva a sus líderes a actuar de tal manera, si es así, no hay religión que valga, constantemente habrá guerra y la humanidad por muy avanzada que se crea siempre quedara estancada en el mismo ciclo de muerte y destrucción.

    Me gusta

  2. Para nadie es un secreto que Estados Unidos hace presencia en todos los países que enfrentan problemas debido a sus propios intereses, creo que ha llegado el momento de que todos los países se unan y le pongan frente a la situación. Que Estados Unidos sea el responsable de una guerra como la de Siria que ha dejado tantos muertos y desgarradoras consecuencias es culpa de todos; El hecho de que sean la potencia mundial ha desencadenado el respeto y el miedo por parte de los demás, su gran poder militar lo ha sobrepuesto sobre cada uno de los demás países del mundo y nadie se siente en capacidad de enfrentarlos ni siquiera cuando se trata de defender los derechos propios.

    La declaración que dio Robert será una historia más de las tantas intervenciones de Estados Unidos en otro país, pero la guerra Siria no será solo una guerra más. ¿Cuánto tiempo más permanecerán engañados los ciudadanos de todo el mundo frente a las verdaderas consecuencias de los conflictos y cuánto tiempo más tendrán que darse cuenta después de que finalmente fue culpa de los Estados Unidos?

    Es totalmente entendible que un presidente defienda sus intereses y tome decisiones de su país que los beneficien a ellos mismos, un mercado tan grande como es el de gas en la actualidad no puede permitirse llegar a manos de un bando contrario y fue precisamente lo que quiso el presidente sirio, el hecho de él permitir que pasara un gasoducto no iba a beneficiar a Siria en ningún sentido, por el contrario solo iba a provocarle malas consecuencias como lo son todos los pormenores de una construcción de tal tamaño y una caída en su posición en el mercado global en lo referente a gas.

    Es importante rescatar que las agencias de inteligencia de países tan poderosos como Estados Unidos e Israel deberían usarse con fines diferentes a sacar provecho de los países menos poderosos. Miles de millones de inversión en dichas agencias deberían utilizarse para resolver los problemas de los países que no están en capacidad de averiguar bien sobre los orígenes de sus conflictos; La estrategia destructiva de estos países con mayor poder puede que esté funcionando en el corto plazo pero deben empezar a pensar en las consecuencias que tendrán en el largo plazo, será indiscutible el odio y la desconfianza que ganaran por parte del resto del mundo y como nadie funciona solo, lo más probable es que terminen perdiendo su posición de potencia mundial.

    Nunca es tarde para asumir los errores y tomar acciones correctivas, desde mi punto de vista es primordial que Estados Unidos retome la visión mundial y deje el egocentrismo para poder prosperar en un mundo que lo que más necesita ahora es unión. Es hora de pensar en asuntos diferentes a la guerra, las alianzas estratégicas y la cooperación serán la clave de los futuros años.

    Me gusta

  3. Hoy, luego de varios años de conflicto y discusión se están empezando a destapar las cartas acerca de la verdadera causa de la guerra Siria, y es que en este caso uno de los “honorables” miembros del clan Kennedy confiesa que la verdadera razón que originó dicho conflicto fue la rotunda desaprobación del presidente de Siria Bashar al Asad en la construcción de un gasoducto desde Catar hacia Europa en el año 2000. Aspecto que provocó la creación de diferencias entre Estados Unidos y Siria; que a la fecha han dejado centenares de muertos, acabando así con familias, anhelos, sueños e incluso gobiernos.

    Para nadie es un secreto que Estados Unidos como principal potencia mundial siempre está busca de su protección, pasando –inclusive- por encima de otros estados o gobiernos , todo ello con el fin de incrementar y mantener su propio bien. Es indignante que diversas guerras, conflictos y revoluciones sean provocados en gran parte por el país norteamericano, los cuales buscan trastornar o alterar el clima de los otros bandos para impedir que estos acumulen fuerza, estrategias y armamento que los pueda superar.

    A pesar de que la negación de Bashar radicaba en que la construcción del gasoducto perjudicaría los intereses gasíferos su aliado Rusia, Estados Unidos debía entender que esto que era lo mínimo que ellos debían hacer para mantener estables sus relaciones con el país asiático; ya que de lo contrario la guerra no solo hubiese sido con el país norteamericano, sino también con Rusia. Análogamente, hay que reconocer que gran parte de los intereses económicos y militares de Estados Unidos radicaban en la construcción de dicho gasoducto ya que indiscutiblemente los beneficiaba, pues su mayor aliado político en la región: Catar; se hubiese fortalecido drásticamente, lo cual le convenía, ya que allí se encuentran principales bases militares y su sede de Mando Central en Oriente Medio.

    Como dice el viejo refrán “no existe verdad absoluta”, y este es un caso no ajeno a ello, ya que tristemente se debe reconocer que la primavera árabe fue el acontecimiento del cual se pegó el gobierno americano para camuflar una de las posibles causas que dio origen a la guerra en siria. Y hoy en día, se puede decir, que el Estado Islámico es -en gran parte- resultado de una eterna de intervención de Estados Unidos en la región. Sin embargo, por encima de cualquier interés político, militar, económico o estratégico no se debe dejar atrás la gran cantidad de víctimas que a la fecha han caído a causa de una guerra injustificable, ya sea provocada por las manifestaciones de orden popular en Siria (primavera árabe) o por el desacuerdo entre 2 estados al no construir un gasoducto bajo ciertos parámetros; por ello independientemente de buscar causas, hoy la investigación radica en encontrar soluciones óptimas que den fin inmediato a la problemática.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s